Y llegó Naia

Ayer Naia cumplió un mes. Aunque esperábamos que viniera antes, finalmente nació el 1 de abril a las 9 horas y 20 minutos, en Jerez de la Frontera. Pesó 3 kilos y 130 gramos.

En parto en sí me pareció brutal, de una belleza inesperada. Paloma, tras muchas horas de trabajo y dolor, se convirtió en un ser gigante, capaz de abrirse y transformar su cuerpo, hasta tal punto de hacer posible la vida. No puedo dejar de sentir orgullo y, por qué no, cierta envidia por ella.

Sin duda, su llegada, el nacimiento en sí, su mirada, su olor, su aliento, su sonrisa, son, sin lugar a duda la vivencia más intensa, trascendental e importante que he tenido en mi vida. Siento un amor profundo por Naia, por mi hija, por esa pequeña mujer que me estremece. Y por lo que parece y me cuentan, esto no ha hecho más que empezar. No tengo ninguna duda de que el uno de abril de 2011 no sólo nació Naia, sino que empezó una nueva etapa en mi vida.

Pero resulta paradójico, porque por un lado, todo es radicalmente nuevo, pero por otro es como si toda la vida hubiera sido padre. Y me gusta esta nueva identidad, y disfruto como nunca de los roles que conlleva. Me hace inmensamente feliz cuidar, atender, escuchar, mimar, acariciar, limpiar, acunar… Intuía que esto podría ser así, pero no llegaba a imaginar la dimensión que todo esto tendría en mi vida.

Pero como no podía ser de otro modo, también están los miedos. No sólo no se han ido algunos que me acompañaban antes de la llegada de Naia, sino que han aparecido otros, hasta el momento insospechados.

Pero lo más importante de todo, es que el centro de gravedad de mi universo ha cambiado, se ha desplazado. Ya no soy yo quien ocupa en puntos central de todos los anhelos, sueños, caprichos, tiempos, deseos e ilusiones de mi existencia. Ahora todo pasa por Naia, todo lo tamiza mi relación con ella, mi compromiso con ella.

Mi gran objetivo es que se sienta sólidamente querida, que sea libre, que sea feliz y poder acompañarla en el encuentro de su propio camino.

Sin más, sólo quería compartir este momento tan especial y presentaros a Naia.

Y no os vayáis muy lejos, porque seguro que en algún momento os voy a necesitar, y Naia también.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Paternidad igualitaria, Tomara. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Y llegó Naia

  1. Es una pequeña preciosa. Disfrutadla, que esto no ha hecho más que empezar.

  2. josé Manuel dijo:

    Como tío de está personita, tierna,inocente y encantadora, que decir, pues podria decir muchas cosas y todas buenas. Pero sí quiero instar a sus papas, que luchen por ella en todos los aspectos de su futura vida, pero sobre todo en un aspecto que es básico para sobrevivir lo mejor posible, y esto es el equilibrio y la fortaleza emocional, esto es lo más importante, sino el desequilibrio es una mochila que siempre nos va acompañar a todas partes. Pero no va a ser el caso de Naia, porque para eso están sus aita y su ama.

    Un beso muy fuerte para mi sobrina Naia.

  3. moni dijo:

    QUE ME HE EMOCIONADO!!!!…QUE LA DISFRUTEIS. ESTAREMOS CERCA QUE NO TE QUEPA DUDA…INCLUSO EN LA DISTANCIA.

  4. Natasha dijo:

    ¡¡¡Es muy bonito todo lo que escribes, y aún más bonito lo que sientes!!!! No podía ser de otra manera, me lo imaginaba, bastaba sólo conocerte a ti y a tu labor….Enhorabuena, una vez más, por nacimiento de Naia y pornacimiento de un padre ejemplar!!! y una madre tierna y fuerte a la vez!!!Estamos siempre aquí para todo y os esperamos a los tres cuanto antes por aquí, Naia tiene que conoc er su segunda tierra!!!! Muchos besotes a los tres…

  5. Carlos dijo:

    Felicidades a los nuevos padres!!
    Habéis pensado cuando celebrar el santo de Naia?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s